Elegir una modalidad deportiva que se adapte a nuestros gustos y nos mantenga motivados no es tarea fácil.

Hay personas que disfrutan más corriendo en un maratón por ejemplo y hay otras más extremas que les gusta desafiarse en carreras de obstáculos. 

Aquí les traemos las diferencias de ambos tipos de carreras para elijas la que más te guste.

El running, maratón o carreras de calle, son competencias en el asfalto en donde la principal habilidad es la resistencia ya que son de larga duración. La distancia de un maratón según su historia es de 42K, y media maratón 21K. 

El trail running o carreras de obstáculos como las que hacemos en Desafío de Guerreros, hacen referencia a correr por un terreno en medio de la naturaleza, usualmente atravesando montañas, ríos y diferentes superficies. En estas batallas se ponen a prueba habilidades como la fuerza, resistencia, agilidad y determinación.

 

¿Cuál es el objetivo de cada tipo de carrera?

En las carreras de calle el objetivo principal es alcanzar el menor tiempo posible para llegar a la meta.

Este tipo de carreras son más competitivas y tienen mayor intensidad al tener que mantener un alto ritmo durante todo el recorrido ya que son normalmente en las calles de las ciudades con superficies planas.

El objetivo de nuestras batallas es superar sus propios límites al tener que enfrentar sus habilidades en los obstáculos, no importa el tiempo que tarde el corredor, lo principal es que la logre terminar.

Este es un espacio deportivo rodeado de naturaleza en donde hay muchos factores que cambian el campo de batalla, convirtiéndolo cada vez en un reto inesperado. 

El escenario:

 

Claramente los dos escenarios son muy diferentes y ofrecen opciones para todos los gustos. Las carreras de calle se realizan en las grandes ciudades lo cual permite que tengan espectadores a lo largo del recorrido.

Al ser en las calles, los participantes pueden conocer el recorrido con anticipación y prepararse para tener el mejor tiempo. Sin embargo, un factor que influye en el desempeño de los corredores es la contaminación o la mala calidad del aire, sobre todo en las ciudades principales.

Las carreras de obstáculos son realizadas a las afueras de las ciudades, por lo que permite respirar aire puro y estar rodeado de paisajes, ríos y montañas que la vuelve más desafiante pero más tranquila.

La diversidad del terreno ayuda a que el ritmo varíe y haya momentos de mayor esfuerzo que otros al enfrentarse al agua, el barro, la altura y el contacto directo con la naturaleza.

El recorrido siempre será una expectativa ya que el orden de los obstáculos y los campos de batalla cambian en cada edición. 

Si te gusta el running, correr individual y eres más competitivo, una carrera de calle puede llenar tus expectativas. Pero si eres como nosotros, que te gusta correr con los que más quieres, salir de la rutina en espacios diferentes y retar tus límites, te esperamos en nuestras batallas. 

Inscríbete Ya!